Propiedades de la Moringa

 

Las propiedades  del árbol de la Moringa son muchísimas, ya que esta planta tiene componentes que pueden actuar y regular todo nuestro organismo. Además, la Moringa es un complemento nutricional y una completa fuente de salud.

 

El  árbol de la Moringa  está lleno de cualidades medicinales que han sido usadas para sanar por medio sus aplicaciones en diferentes formatos (aceites, polvo, infusiones..) o en otros formatos a través de la medicina holística o con un practicante ayurvédico.

 

Lo más destacado de la Moringa son sus cualidades antibacteriales, anticancerígenas, antinflamatorias y antihongos.

 

 

Cualidades antibacteriales de la Moringa:

 

La Moringa contiene agentes antibacteriales, muy importantes en la salud humana y, por tanto, en la reducción de la carga mundial de enfermedades infecciosas.

 

Con el tiempo, los agentes patógenos que provocan enfermedades han aumentado su resistencia, por lo que la eficacia de los antibióticos se ha visto disminuida. Los antibióticos naturales protegen sin crear resistencias en las bacterias,  una amenaza muy grave para la salud pública y para todos los tipos de antibióticos, incluyendo los principales fármacos.

 

Además, en algunos lugares de la India las semillas de la planta han sido utilizadas para eliminar las bacterias presentes en el agua y que pueden ayudar a purificarla para hacerla útil para el consumo humano mediante un proceso de filtrado.

 

La planta de Moringa (Moringa oleífera) ha sido objeto de muchas investigaciones en relación a su posible acción antibacterial. El último estudio con

el objetivo de evaluar el efecto bactericida de los extractos de Moringa se llevó a cabo sobre cuatro especies de bacterias comúnmente asociadas con la intoxicación alimentaria: Staphylococcus aureus, Vibrio cholerae, Escherichia coli y Salmonella spp.

 

En dicho estudio, los extractos de Moringa a base de agua inhibieron eficazmente el crecimiento de S. aureus, V. cholerae y E. coli en todos los volúmenes ensayados. En otra  investigación, los principios activos contenidos en las semillas de Moringa inhibieron el crecimiento de Mycobacterium phlei (Fuente: Rev. Inst. Med. trop. S. Paulo vol.52 no.3 São Paulo May/June 2010).

 

 

Cualidades antioxidantes y antiinflamatorias de la Moringa:

 

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80% de las personas que viven en  zonas rurales dependen de hierbas medicinales como sistema de atención primaria de salud.

 

Los remedios sintéticos sólo están al alcance del hombre común de la sociedad moderna y urbana, por lo que la Moringa ha tenido un papel vital en la prevención y el tratamiento de varias afecciones. La razón es que la Moringa oleífera tiene una alta actividad antioxidante y antiinflamatoria, ya que contiene más de 46 propiedades antioxidantes y 36 antiinflamatorias.

 

Algunas de las propiedades antiinflamatorias  son la vitamina A, B, C, E,  el calcio, el cobre, Omegas 3, 6 y 9, potasio, magnesio, azufre y zinc.

 

Las propiedades de la Moringa consiguen que se suavice la inflamación en el cuerpo, que es el resultado de la respuesta immune del cuerpo generalmente  causada por el aumento de plasma y glóbulos blancos en el área afectada.

Las propiedades antiinflamatorias de la Moringa hacen que se rebajen los principales síntomas de la inflamación, que básicamente son el calor, el enrojecimiento, el dolor, la disminución de la función de la parte afectada e hinchazón.

En un estudio de investigación publicado en el 1996 en ‘Pharmaceutical Biology” se comunicaba que esta  versátil y nutritiva planta  tenía propiedades antiinflamatorias utilizadas en el tratamiento de formas agudas y crónicas de inflamación. El extracto de Moringa fue tomado por  ratas de laboratorio como un tratamiento tanto para el edema y la inflamación icon origen en la carragenina. Los  resultados para la inflamación aguda fueron  mejores que los obtenidos para la variedad crónica, pero los dos tipos de inflamación se redujeron notablemente tras los tratamientos.  La misma investigación también encontró que las hojas de Moringa poseen sustancias antinociceptivas, usadas en la medicina tradicional de la India para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el dolor y la inflamación.

 

Estas mismas cualidades antiinflamatorias se utilizan para tratar la artritis, una dolorosa enfermedad que provoca una inflamación en el cuerpo debido a la degradación del cartílago que provoca el roce entre  los huesos.

 

También encontramos otras propiedades antiinflamatorias muy potentes, como el Campesterol. Esta propiedad  ayuda en  problemas cardiovasculares así como en conflictos relacionados en el crecimiento de la próstata y la inflamación (hiperplasia benigna de la próstata).

 

Los campesteroles también se usan para ayudar a personas con osteoartritis, que se caracteriza por la destrucción del cartílago, una leve inflamación y dolor articular, así como en otras afecciones inflamatorias  (fibromialgia, sinusitis y alergias).

 

La Moringa contiene hasta 46 propiedades antioxidantes, como comentábamos anteriormente. Entre ellas se encuentra la Clorofila, un componente que ayuda a oxigenar la sangre y aumentar la producción de la misma, ya que aumenta la hemoglobina, responsable de transportar oxígeno. Además, la clorofila ayuda a prevenir los efectos nocivos de la exposición a la radiación, favorece la limpieza del colon y  la proliferación de la flora bacteriana intestinal.

 

La clorofila también mejora el sistema inmunológico, ya que ésta es un potente alcalinizador de la sangre. Finalmente esta propiedad destaca por mejorar

el sistema digestivo, desde  el colon, el hígado y el estómago hasta la vesícula. La clorofila descompone los cálculos de oxalato cálcico para su mejor eliminación, que son creados por nuestro organismo con el propósito de  eliminar el exceso de ácido.

 

La Moringa también contiene propiedades como el Cromo y el Delta-5-avenasterol, que desintoxican y oxigenan nuestro cuerpo, la  histidina, necesaria para la producción tanto de glóbulos rojos como de glóbulos blancos en la sangre y esencial para el crecimiento y la reparación de tejidos,  así como otros minerales y aminoácidos que especificaremos más adelante.

 

Estas sustancias pueden proteger a las células de los efectos de los radicales libres, que son las moléculas producidas por varios agentes malignos, como la exposición ambiental, el humo del tabaco, la radiación, el sol, los aceites vegetales hidrogenados, los ácidos grasos TRANS (grasas de la carne y la leche), etc…

 

Los radicales libres pueden dañar las células y aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades. Estas propiedades presentes en la Moringa ayudan a inhibir las  reacciones de oxidación que suelen producir los radicales libres.

 

Otras propiedades antioxidantes y curativas presentes en la Moringa son la Alanina, un aminoácido usado como fuente de energía para músculos, cerebro y sistema nervioso y que ayuda a metabolizar el azúcar y los ácidos orgánicos, el Alfa-Caroteno, Beta-Caroteno y los Carotenoides, usados para combatir la degeneración macular o la Arginina, un aminoácido no esencial, cuyo precursor es la ortinina, el cual tiene un papel fundamental para reducir la grasa corporal y construir el músculo.

 

 

Propiedades antivirales  de la Moringa:

 

Los propiedades antivirales de la Moringa son ampliamente conocidas por la medicina Ayurvédica. Los agentes antivirales ayudan a  inhibir los herpes, productores de la varicela, como el herpes labial y el herpes genital y previniendo los virus de la hepatitis B y C.

 

Además, los valores nutricionales de la moringa también ayudan a construir una inmunidad general contra las infecciones de todo tipo, especialmente las dirigidas por virus específicos.

 

Esto se debe a que la Moringa es extremadamente densa en fitoquímicos, unos compuestos que la planta produce para su propia protección. Entre ellos,  los taninos y flavonoides previenen e inhiben infecciones virales.

 

Un estudio realizado en 2003 en animales publicado en la revista Antiviral Research demostró que el extracto de hoja de Moringa contiene propiedades eficaces para el tratamiento de los síntomas del virus del herpes simple tipo 1, herpes oral o herpes labial.

 

Por otro lado, un estudio de 2012 examinó el efecto del extracto de hoja de Moringa en el tratamiento de la hepatitis B. Una vez más, las propiedades anti-virales de la Moringa parecieron prevenir dicha enfermedad (Fuente: http://topnutritionals.ca/blog/get-the-better-of-viruses-with-moringa.html#sthash.f7sTPLua.dpuf)

 

 

Cualidades antifúngicas de la Moringa:

 

La planta de la Moringa contiene propiedades antifúngicas, capaces  de evitar el crecimiento de algunos tipos hongos o incluso de eliminarlos definitivamente.  Los hongos son beneficiosos para el ser humano, pero otros pueden originar enfermedades graves en los humanos que debemos evitar.  El extracto de hoja de Moringa contiene una gran cantidad de Pterygospermin, una propiedad de gran acción antifúngica capaz de controlar el crecimiento de los hongos en el organismo.

Suscríbete a Cultiva Salud

Registrate GRATIS y recibe nuestras publicaciones y consejos en tu correo. Al suscribirte recibirás "La guía del huerto para mi balcón"

subscription incentive

Sin Comentarios

Deja un Comentario