Cómo plantar Tomates en macetas

tomates

“Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos.” Thomas Carlyle

Los tomates son la base principal de la mayoría de nuestras ensaladas, y es por esto, por lo que es una de las hortalizas más cultivadas. A todos nos gusta tener una o varias plantas de tomates para ir cosechando nuestros tomates. La producción de tomate en recipientes puede ser muy gratificante o un auténtico desastre. Todo depende de los pasos que sigas, aunque a veces no se puede hacer mucho, ya que pueden producirse problemas por plagas, enfermedades o por el mal tiempo. Sin embargo, hay algunas cosas que se pueden hacer para aumentar las posibilidades de éxito de obtener muchos y buenos tomates en una maceta.

A continuación vamos a ver como puedes cultivar tomates ecológicos en macetas de forma exitosa. Siguiendo estos pasos y consejos, tendrás una buena cantidad de tomates, ricos, sabrosos y muy nutritivos.

 

1. Utilizar la maceta adecuada

Es de las cosas más importantes para asegurar el éxito de la planta. Cuanto más grande mejor. Por supuesto, sabemos que no todos tenemos el suficiente espacio en nuestro hogar, balcón, terraza o patio, por lo que dentro de las limitaciones de espacio, intenta que sea lo más grande posible.

De forma general, una buena maceta para cultivar una planta de tomates es la que tiene una profundidad de unos 46 cm, siendo proporcional de ancho. Así las raíces podrán desarrollarse con suficiente espacio.

Maceta

Hay que evitar que la maceta sea de un material pesado, ya que será muy difícil de mover. Te aconsejo que sea de plástico.

Limpia bien la maceta con jabón natural, tanto si es nueva como usada. Así evitaremos problemas de enfermedades.

Por último, coloca un recipiente, con forma de plato, debajo de la maceta, para recoger el agua que irá drenando.

 

2. Una maceta con un buen drenaje

También, esta maceta debe tener unos agujeros en la parte inferior para un buen drenaje (que pierda poco a poco el agua) y así evitar problemas por encharcamientos (como enfermedades o problemas en las raíces para crecer).

Para que no se “escape” el sustrato por estos agujeros, es preferible colocar una pequeña malla de tela en el fondo de la maceta. Hay que procurar cortar esta malla a la misma medida que la parte inferior de la maceta, como se muestra en las imágenes.

drenajee

drenaje

 

3. Un buena mezcla

Lo ideal es no utilizar tierra de un jardín o de cualquier otro sitio ya que puede contener plagas y se pueden producir enfermedades. Hay que asegurarse de que vamos a cultivar en un sustrato que tenga unas características lo suficientemente óptimas para nuestros tomates.

Para ello, lo ideal es realizar una mezcla por nosotros mismos. Te muestro dos buenas opciones:

Una primera de una mezcla compuesta por un 60% de fibra de coco y un 40% de humus de lombriz.

También podría ser una mezcla compuesta por un 60% de fibra de coco y un 40% compost.

mezcla

Estos dos compuestos, podrás encontrarlos en cualquier tienda o centro de jardinería.

La fibra de coco es un material inerte que no tiene ningún nutriente, pero es muy poroso y esponja el sustrato con lo cual facilitaremos la aireación, y además pesa muy poco. Los nutrientes los encontramos en el humus de lombriz y en el compost.

 

4. Plantar la tomatera

Una vez que tengamos nuestra tomatera, bien obtenida directamente en un semillero propio, o bien comprada en un centro de plantula_tomatejardinería, procedemos a plantarla en nuestra maceta.

Procura comprar la planta en un centro de plantas ecológicas. Así evitarás comprar plantas que provienen de semillas tratadas con productos químicos o transgénicas. Además, esta planta no habrá sufrido tratamientos químicos para su buen desarrollo.

Primeramente rellena la maceta un tercio de toda su capacidad con la mezcla que ya tenemos preparada para ello.

Colocamos seguidamente la plantita de tomate, que irá en forma de cubito o triángulo sus raíces, ya que vendrá dentro de una pequeña maceta o semillero para su transporte.

 

Está se colocará sobre el tercio de mezcla de la maceta y seguidamente se incorpora más mezcla alrededor de la plantita. Rellenar hasta que comience el cuello de la planta.

plantacion

Aprieta suavemente un poco el sustrato, para que quede un poco apermazado y sustente bien a la planta.

 

5. El riego

El primer riego debe ser abundante. Remoja bien el sustrato y espera unos 10 minutos. Es bueno que este primer riego sea muy abundante y quede bien saturado el sustrato.

Evita mojar las hojas, tallos y la base de la planta regando por los alrededores.

Después del primer riego, habrá que observar el sustrato, ya que no hará falta regar todos los días. Esto dependerá de la climatología, y de la abundancia del riego.

Observa y toca el sustrato, para ver que sea necesario regar. Evitando los encharcamientos y las saturaciones de agua, ya que llevaría a problemas en la planta.

Por cierto, después del primer riego, vuelve a aplicar más sustrato, ya que este se apelmazará un poco y disminuirá en volumen.

 

670px-Grow-Tomatoes-in-Pots-Step-14

 

6. Tutorar la tomatera

 

Para que la planta crezca, necesitará un soporte para ir guiándose e ir creciendo hacia arriba.

Para ello es necesario un “tutor”. A este se irá enganchando la planta para mantenerse firme.

como-plantar-tomates-agrotecnica-almansa1

Un tutor se puede comprar en cualquier tienda de jardinería, incluso si tienes algún elemento parecido, podrías utilizarlo.

 

7. Protección contra plagas 

Proteger la planta contra plagas es una buena idea para evitar problemas. Para ello puedes comprar una pequeña malla de nylon y ponerla alrededor, o bien con soporte, que venden en tiendas o bien sobre la planta.

proteccion

8. Fertilizar

A partir de los 2 meses, una forma de mantener una planta fuerte y que dé una buena y abundante cosecha, es fertilizando la nuestra planta.

Debido a la pérdida de nutrientes de nuestra mezcla con el tiempo, es necesario aportar una serie de elementos necesarios para nuestros tomates.

Te recomiendo que visites un centro de jardinería y pidas un bote de aproximadamente 1 litro de fertilizante orgánico. Y ve aplicando las cantidades que te recomienda en el bote.

 

9. Cuidados

Evita que se quede seco el sustrato, ten en cuenta en la estación del año en la que te encuentras, ya que cuanto más calor hace, más agua necesitará la planta.

Observa la planta a menudo, y en caso de existir alguna plaga, trátala. Si no sabes cuál es o como actuar, puedes ponerte en contacto conmigo.

– Que pase unas horas al sol, unas 6 o 7 horas sobre todo en invierno. Disminuir estas horas en verano y que pase más tiempo a la sombra. Pero que tenga suficiente luz.

– Por último, ve podando la tomatera. Eliminando los brotes que aparecen por encima de las hojas. Así irá quedando tan solo el tallo principal. Dando los tomates más grandes y que mejor se formarán.

1 2 3

10. Cosechar

Por último, cosecha los tomates de uno en uno conforme estén rojos.

Tomate

 

 

Adaptando la Agricultura Saludable y Autosuficiente a la realidad de las personas.
Leandro Becerra.

Tienda online huerto urbano

Suscríbete a Cultiva Salud

Registrate GRATIS y recibe nuestras publicaciones y consejos en tu correo. Al suscribirte recibirás "La guía del huerto para mi balcón"

subscription incentive

Sin Comentarios

Responder a bea Cancelar respuesta