Cómo cultivar Fresas

Las fresas son un fruto muy rico en vitaminas C, y un 85% en su composición es agua, siendo así por ende un alimento muy bajo en calorías presentando tan solo 37 calorías en 100 gramos. En esa cantidad es posible encontrar además 0,7 gramos de proteínas, 7 gramos de hidratos de carbono y sólo 0,3 gramos de grasa. También contiene vitaminas A, vitaminas E, y una gran cantidad de vitaminas del grupo B tales como B1, B2, B3 y B6.

Para los interesados en el cultivo de fresas, es bueno saber que existen dos tipos de fresas: las que se producen en verano, y las fresas perpetuas.

Las fresas son una planta que pueden cultivarse en una casa con grandes parcelas de tierra en su exterior o bien en un piso con un huerto urbano ya que puede sembrarse en los jardines en pequeñas macetas. Lo necesario para el cultivo de fresas es tener un lugar cálido y soleado ya que necesitan de mucha luz solar directa sin que haya ningún tipo de sombra o de viento.

Para sembrar fresas es preferible una tierra rica, evitando así los suelos arcillosos o arenosos. En el caso de sembrarlas en macetas, hará falta tener un buen sistema de drenaje con el fin de que el agua a la hora del riego, no quede encharcada en la maceta y haga que la propia fresa se pudra con ello. La tierra utilizada debe ser una tierra abonada con el fin de que pueda crecer más rápido.

Si bien puedes sembrar fresas en semillas, es recomendbale hacerlo con la planta fresca.

Las fresas requieren un regado frecuente, pero no demasiado puesto que pueden ahogarse. Lo mejor es regar la planta y tratar de no regar la fruta.

Algunas de las posibles plagas o enfermedades que se puede tener a la hora de cultivar fresas son hongos como lo es el llamado podredumbre gris, un hongo que afecta no sólo a las fresas sino también a las frambuesas o arándanos. Pero quizás, la plaga más importante de las fresas sea el mal blanco de los fresones, un tipo de capa blanco-grisácea de esporas que se ven en las hojas.

Su cosecha podrá llevarse a cabo cuando el fruto esté rojo, teniendo mucho cuidado con el tallo de la planta, prefiriendo quitar el rabo de las fresas al momento de consumirlas para que no estén mucho tiempo en el exterior y puedan así arruinarse.

fresas

Adaptando la Agricultura Saludable y Autosuficiente a la realidad de las personas.
CultivaSalud

 

Tienda online huerto urbano

Suscríbete a Cultiva Salud

Registrate GRATIS y recibe nuestras publicaciones y consejos en tu correo. Al suscribirte recibirás "La guía del huerto para mi balcón"

subscription incentive

Sin Comentarios

Deja un Comentario